ver +

Las estatuas humanas de Las Ramblas

30 octubre 2010 | Por Raquel

¿Quién no ha visto nunca una de las famosas estatuas humanas de Las Ramblas? Ahora una nueva norma municipal limitará a 15 el número de artistas que podrán inmovilizarse ante sus curiosos espectadores.

Ver 0 Comentario

Las estatuas humanas de Las Ramblas

¿Quién no ha visto nunca una de las famosas estatuas humanas de Las Ramblas? Ahora una nueva norma municipal limitará a 15 el número de artistas que podrán inmovilizarse ante sus curiosos espectadores.

estatuas_de_las_ramblas

Cowboy, dama isabelina, esqueleto ciclista o incluso ha llegado a haber un Ronaldinho cuando jugaba en el Barça. Los artistas de Las Ramblas han sabido disfrazarse de lo que ha estado más de moda, lo más solicitado o de lo más original. No cabe duda de que estos artistas son un atractivo más para barceloneses y turistas (sobre todo) que se acercan a pasear por las emblemáticas Ramblas.

El problema de las estatuas humanas es que han proliferado demasiado en los últimos años, hasta el punto de que han restado demasiado espacio peatonal, ya sea por su “numerito” o por la expectación que crean y que aglutinan a varias personas a su alrededor.

Para que el viandante recupere “su espacio vital” se aplicará una norma municipal a partir del 1 de enero de 2011 que limitará a 15 las estatuas humanas que podrán interpretar su papel a lo largo del paseo de Las Ramblas. Estos 15 espacios estarán señalados con una placa, regulando de esta forma los lugares más adecuados para ellos. No obstante, podrán acudir hasta 30 estatuas humanas a lo largo del día porque para cada espacio se contempla la posibilidad de hacer dos turnos: uno de 10 de la mañana a 4 de la tarde, y otro de 4 de la tarde a 10 de la noche. Además, los artistas deberán acreditar su nivel y experiencia. Arte en la calle sí, pero de calidad.

Imagen de Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Contenidos relacionados

Ir arriba