ver +

Qué hacer en Sant Cugat del Vallés, Barcelona

25 enero 2012 | Por tex

A muy pocos kilómetros del centro de Barcelona, y ya casi como un barrio más, nos encontramos con Sant Cugat un pueblo señorial, muy tranquilo y con urbanizaciones de lujo, campos de golf, digamos que una ciudad dormitorio de confort. Muy fácil acceso desde el centro de Barcelona en tren.

Ver 0 Comentario

Qué hacer en Sant Cugat del Vallés, Barcelona

A muy pocos kilómetros del centro de Barcelona, y ya casi como un barrio más, nos encontramos con Sant Cugat un pueblo señorial, muy tranquilo y con urbanizaciones de lujo, campos de golf, digamos que una ciudad dormitorio de confort. Muy fácil acceso desde el centro de Barcelona en tren.

Ramblas Barcelona Cataluña España

Lo primero que hay que ver en Sant Cugat es su Monasterio benedictino, impresionante construcción románica, con el claustro como principal protagonista. Está en el centro de la ciudad,  pensada para pasear, la calle Santa María es la más visitada, diariamente  recibe a miles de transeúntes, viajeros, turistas y residentes en la misma Sant Cugat del Vallés, que cualquier excusa es válida para lanzarse a sus calles, especialmente esta.

Santa María es peatonal, y está llena de comercios, tiendas de todo tipo, te recomiendo la tienda de chocolates, es única, bares y restaurantes, tiendas de regalos, ropa, en realidad es un gran centro comercial vivo y en la calle. Si bajas desde el Monasterio es muy fácil llegar a la calle Santa María.

El sábado se llena,  pues el marcadillo abarca toda esa zona, desde la misma plaza del Monasterio, hasta las calles peatonales, es verdaderamente grande, y,  sobre todo,  los puestos que rodean el mercado central, tienen vegetales y hortalizas muy buenos.

Para llegar a Sant Cugat del Vallés desde Barcelona, es de lo más fácil,  si vas en automóvil, no tiene ninguna dificultad, pero lo suyo sería ir en tren, desde la Plaza de Cataluña tienes transporte directo con los trenes de cercanías de la comunidad catalana, los trenes son modernos y muy cómodos, y lo principal es que tienen horarios fantásticos, y SAnt Cugat dispone de nuevo tren en minutos.

En la zona tienes Rubí y Cerdanyola, que juntas forman un triángulo muy unido de ciudades hermanas. Esta zona tiene una movida importante de bares y zonas de pubs y discotecas para la noche, hay un servicio especial de taxis entre las 3 ciudades, están muy cerca y es muy usual que los visitantes se desplacen a cenar desde su hotel en Sant Cugat, a las grandes casonas restaurantes en Cerdanyola, con tarifas especiales y con el teléfono para volver a recogerles al terminar la cena.

Es una zona muy rica, muy apetecible, con una gastronomía excelente, y restaurantes y hoteles de primera. Merece la pena visitar el Vallés.

Fuente Imagen ThinkStock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Contenidos relacionados

Ir arriba